Pautas para corregir los problemas de conducta en niños | Anda Conmigo Boadilla Psicología infantil. Problemas de conducta
Pautas para corregir los problemas de conducta en niños

Pautas para corregir los problemas de conducta en niños

Fundación Anda Conmigo. Psicologos infantiles. Boadilla del Monte. Problemas de conducta.

Desobediencia, insultos, mentiras, rabietas por cualquier motivo, agresividad… son síntomas de trastornos de comportamiento en niños que se deben corregir en cuanto se detectan. En este proceso es necesaria la colaboración de padres, psicólogos y docentes para que se puedan superar con rapidez.

En el desarrollo emocional de los niños pequeños es normal detectar conductas de desobediencia, de oposición e, incluso, de agresividad, comportamientos que se corrigen con pautas educativas normales. Sin embargo, hay casos de niños cuyo mal comportamiento crece a medida que se desarrollan y que necesitan de más ayuda para evitar que deriven hacia alteraciones de la conducta más graves en la adolescencia.

 

Pautas básicas para corregir los problemas de conducta infantiles

Para crear unas conductas adecuadas en los niños es necesario seguir unas normas básicas, donde destacan las siguientes:

  • Mantener un vínculo afectivo correcto entre padres e hijos en el que los pequeños se sientan queridos por sus progenitores.
  • Prestar atención a sus conductas, elogiar las adecuadas y controlar las que no lo sean.
  • Pasar tiempo de calidad con ellos, sobre todo cuando sean pequeños
  • Poner límites a sus peticiones y mantenerse firme si el niño se enrabieta.
  • Dar instrucciones precisas a los niños sobre lo que es correcto y lo que no es.
  • Los padres deben ser un ejemplo de conducta para sus hijos, cuyo comportamiento se realiza por imitación.
  • Consenso y constancia entre todos los miembros de la familia sobre lo que está permitido y lo que no.

Hay que tener en cuenta que, con frecuencia, el comportamiento inadecuado de los niños se desarrolla para llamar la atención de sus padres, que viven estas conductas como un desafío a su control y autoridad.

Aplicar correctamente técnicas de reforzamiento, ser perseverantes y coherentes en las decisiones, entender que todos los niños pasan por estas fases y, sobre todo, armarse de paciencia y cariño son aspectos esenciales para corregir los trastornos de conducta en los más pequeños y conseguir que crezcan de una forma equilibrada y normal.

Deja tu comentario

Debes estar: loguead@ para poder escribir un comentario.