El retraso madurativo, ¿qué es? | Fundación Anda Conmigo
El retraso madurativo, ¿qué es?

El retraso madurativo, ¿qué es?

Fundación Anda Conmigo.  Atención Temprana. Retraso Madurativo. Boadilla del Monte.

El retraso madurativo es un diagnóstico que algunos niñ@s reciben entre los 2 y los 6 años. Es un término que es utilizado por los especialistas cuando el desarrollo del niño sigue su curso normalizado pero cronológicamente va retrasado. Este retraso afecta a varias áreas del desarrollo: motricidad,  lenguaje, comunicación y desarrollo cognitivo. Si afecta solo a un área, por ejemplo el lenguaje, se debería hablar mejor de retraso del lenguaje.

Los síntomas que se observan en un niñ@ con retraso madurativo pueden ser muy variados. Aquí os dejamos algunos:

– El niñ@ es algo más lento en alcanzar hitos de desarrollo. Su maduración no entra dentro de los parámetros considerados “normales”.

– Suele ir acompañado de dificultades de aprendizaje. De hecho, el desarrollo de estos niños cronológicamente está retrasado respecto al curso de la mayoría de los niños. Este retraso se suele cuantificar entre uno y dos años.

– En muchas ocasiones puede traer asociado una baja autoestima (ya que perciben sus capacidades y habilidades inferiores) y en ocasiones falta de motivación.

El retraso madurativo puede tener diferentes causas, las más frecuentes suelen ser:

– Prematuridad o bajo peso al nacer: en algunos casos hay unas circunstancias alrededor del embarazo y del parto que hacen que el proceso madurativo sea más lento o parta con retraso. Por ejemplo, es el caso de los niños y niñas prematuros o con bajo peso al nacer.

– Falta de estimulación: también puede estar asociado a una pobre estimulación. Hay niños que por diferentes motivos no tienen la oportunidad de caminar, correr, jugar… o bien, padecen otitis continuas, lo que les puede ralentizar el momento de empezar a hablar.

– Actitudes de crianza: algunos hábitos como el control de esfínteres o la adquisición de hábitos de autonomía personal (comer, vestirse…) están retrasados por actitudes de crianza inadecuadas.

– Causa desconocida: muchos niños tienen un ritmo de maduración más lento por razones que no siempre se pueden explicar.

En el caso de que observéis que vuestro hij@ padece alguno de los síntomas aquí descritos, lo primero que hay que hacer es acudir al pediatra que os recomendará un especialista o neurólogo pediátrico y, a partir de aquí comenzar el tratamiento lo antes posible para que el pequeño comience su progreso.

En Fundación Anda Conmigo somos especialistas en el retraso madurativo. Cualquier duda que tengas, estaremos encantados de responderos. Podéis poneros en contacto a través del 918669274 o enviarnos un email a contacto@fundacionandaconmigo.com.

En el próximo post desde la Fundación Anda Conmigo os hablaremos sobre terapias que se utilizan para afrontar el retraso madurativo.

Un comentario

Deja tu comentario

Share This

Comparte Esto

Comparte este post con tus amigos